Rellena a continuación tus preferencias para esta actividad, y te confirmaremos su realización.
  • Formato de fecha:DD barra MM barra AAAA

Participantes:

Incluye:

Dificultad:

Nivel Físico:

Localización:

Precio:

A lo largo de estas líneas, voy a contaros mi vivencia en esta para mí gran aventura y sobre todo inolvidable experiencia. No pretendo ser como una guía de viajes, simplemente compartir mi vivencia para todos aquellos/as que les gusta este tipo de viajes y aventuras.

Este viaje ha sido deportivo, porque lo hemos hecho en su gran mayoría en bici, pero como no, también cultural, ya que es uno de los motivos de viajar a un lugar tan diferente al que nosotros conocemos.

Espero poder haceros disfrutar y que vuestra imaginación pueda llevaros hasta los magníficos lugares en los que yo estuve.

Comienza nuestra aventura una vez que llegamos a Pekín, como no bici en mano integrándonos ya en la cultura china. Una vez aquí, como no puede ser de otra forma, hacemos turismo de zapatilla y bici durante un par de días.

Después de un par de días de turismo en Pekín, cogemos un avión que nos lleva a Chendú, lugar cercano al inicio de nuestra ruta en bici. Por aquí nuevamente merece la pena visitar diferentes lugares para seguir conociendo un poco más de esta cultura.

A partir de aquí comienza de alguna forma nuestra aventura, haciendo un viaje en autobús de 10 horas, creo que fue más duro que pedalear. Restaurante de carretera incluido…

Ya estamos en el punto de inicio de nuestra recorrido. Estamos deseosos de subirnos a las bicis y recorrer lugares desconocidos. Ya que partimos desde un lugar a bastante altura sobre el nivel del mar (2.700m), decidimos hacer una ruta de 1 día para aclimatarnos. Es un lugar montañoso pero espectacuar, aunque requiere un buen esfuerzo, nos vemos recompensados por el paisaje y por la gente. Un monje budista nos invita a merendar, justo refrigerio para terminar nuestra jornada.

Rutómetro: 73 Km – Veloc.Media 15,34 Km/hHoy toca echarse la casa a cuestas, todo lo que llevamos en este viaje va encima de la bici. Nuestro objetivo ahora es dirigirnos a diferentes Parques Nacionales. Para ser el primer día con alforjas es un día duro. Antes de llegar al parque de Kuan Long, tenemos que pasar un puerto a 3.960m de altitud, aunque merece la pena el esfuerzo.
Rutómetro: 56 Km – Veloc.Media 12,75 Km/hHoy nos toca visitar el Parque Nacional Kuan Long, una maravilla más de tantas que hay en un pais gigantesco. No todo puede ser dar pedales.Hoy volvemos a nuestra rutina de pedalear, no bajamos la dureza de la etapa anterior, ya que tenemos que deshacer parte del camino recorrido, lo que nos implica volver a subir el puerto a 3.960 m de altitud a lo largo de 20 Km, partiendo a 2.985 m. Nos dirigimos al Parque Nacional de Jiu Sa Gou. Por el camino tenemos la suerte de que unos lugareños nos invitan a Tsampa (té con mantequilla agria de Yak y algo de cereales). Hoy toca dormir bajo las estrellas.
Rutómetro: 65 Km – Veloc.Media 12 Km/h.Hoy toca un camino algo más cómodo, aunque iniciamos el camino en subida, después de coronar haremos una gran bajada por un gigantesco valle, que nos llevará hasta el Jiu Sa Gou.Rutómetro: 83 Km – Veloc. Media 19,4 Km/h.Hoy toca día de turismo. Visitamos el Parque Nacional de JiuShaiGou. Un Parque espectacular por el que nos tenemos que desplazar en autobús. Está lleno de inmensos valles, enormes lagos y unos extensos bosques.

Después del turismo, volvemos a la realidad… un puerto de más de 1.200 m de desnivel y 45 km, vuelta a deshacer camino para salir de JiuShaiGou. Aunque la parte reseñable del días es la gente de por aquí. Nos encontramos 2 hermanas que nos invitan a cenar (Arroz con verduras y huevo, leche de yak, té y helado) a casa y nos dan información, es gente muy sencilla pero muy amable y con ganas de comunicarse con nosotros, una experiencia estupenda.Rutómetro: 65 Km – Veloc.Media 12,5 Km/hUn día más, seguimos con la dureza de costumbre, no solo por el desnivel y altitud, casi 1.000 m de desnivel y la cima a 3.829 m, sino por el camino. Una pista polvorienta y bacheada que nos lleva hasta el altiplano tibetano.
Rutómetro: 67 Km – Veloc.Media 13,5 Km/hDespués de tantos días montañosos, hoy tenemos un día algo más tranquilo. Estamos en el altiplano tibetano y la altura media ronda los 3.600 m de altitud. Nos encontramos un lugar enorme, muy despoblado y con el único sustento del pastoreo de Yak (los hay a cientos). La gente tiene unos rasgos físicos diferentes, pero como siempre intentan comunicarse con nosotros. Cada vez que paramos en algún lugar, la gente se agolpa para vernos, creo que algunos nunca han visto a un occidental.
Rutómetro: 120 Km – 20,9 Km/hSeguimos con la dinámica de poca montaña. El paisaje sigue siendo casi siempre llano, inhóspito y despoblado donde lo que manda son los Yak. Seguimos haciendo Kilómetros a buen ritmo. En esta zona se palpan los problemas de la invasión de China al Tibet, ya que la gente tiene la foto del Dalay Lama escondida pues si no es así los llevan presos.
Rutómetro: 97 Km – Veloc.Media 20,6 Km/h.Hoy salimos del altiplano y nos metemos en un gran valle aunque hacia abajo. Vamos acompañados en todo momento de un caudaloso río (uno más de tantos) y mucha vegetación. Hoy llegaremos a un pueblo donde por fin nos podremos dar una ducha de verdad.
Rutómetro: 131 Km – Veloc.Media 21 Km/h.Después del descanso y turismo de ayer, hoy hemos continuado la ruta por este gran valle y su río. Ha sido una etapa tranquila y rápida. Todo lo que bajamos ahora lo tenemos que volver a subir después.
Rutómetro: 95 Km – Veloc.Media 20 Km/h.Otro día más de relativa transición hacia nuestro largo camino. Seguimos por el valle y pronto cambiará el rumbo de nuestra marcha, pues tendremos que coronar un gran puerto.
Rutómetro: 95 Km – Veloc.Media 20,5 Km/h.Hoy volvemos al terreno montañoso de días atrás. Empezamos a subir por un gran valle como siempre acompañados de un caudaloso río, perfecto para hacer rafting o piraguas. Lo mejor del día fue a la hora de buscar lugar para poner la tienda. Después de mucho buscar unos lugareños nos ofrecieron su huerto, gente muy amable que además nos da de desayunar con su familia. Fuimos la sensación del año para ellos y ellos una grata experiencia para nosotros.
Rutómetro: 79 Km – Veloc.Media 15,9 Km/h.Hoy tenemos la suerte de empezar el día disfrutando de un buen desayuno con la familia que nos acogió ayer, nos hará falta, ya que el camino sigue subiendo por el valle. Cada vez el desnivel es mayor, así que nos lo tomamos con tranquilidad y buscamos un lugar donde poner nuestra tienda. Cada vez encontramos menos árboles y ya se ven las cumbres nevadas.
Rutómetro: 52 Km – Veloc.Media 12,25 Km/hHoy hemos tenido la etapa más dura en cuanto a condiciones y también por altitud, pero también ha sido un día lleno de satisfacción. Nos ha llovido y los desniveles han sido grandes hasta coronar a 4.523 m. A partir de los 4.200 m ya cuesta subir, pero estamos satisfechos de coronar. Ahora un descenso peligroso por la lluvia, la niebla y la inclinación, también pasamos algo de frío, hemos rondado los 5ºC. A mitad de bajada paramos a calentarnos en un fuego al que nos invitan. Seguimos bajando de forma interminable por un valle espectacular y profundo. Pasamos por la reserva natural en libertad de Osos Pandas, es un lugar increíble. Por fin buscamos un lugar para dormir y la gente del lugar nos invita a bailar bailes tradicionales, invitación que aceptamos sin pensarlo. Nuestras buenas experiencias siguen aumentando, es para vivirlo.
Rutómetro: 106 Km – Veloc.Media 20,8 Km/h.Para ser el último día que pedaleamos ha sido un día duro, aunque gratificante, ya que por fin hemos llegado a nuestro destino (Chengdu). Hoy hemos tomado nuevamente contacto con la gran civilización (que pena), aunque ha sido duro por la gran cantidad de tráfico y carreteras en obras. Se nos ha acoplado algún seguidor en bici que al final nos ayuda a llegar a la ciudad, ya que llegamos a una autopista por la que no podíamos seguir.
Rutómetro: 129 Km – Veloc.Media 21 Km/h.Rutómetro General: 1.314 Km (87,6 km/día – Veloc.Media 17,2 km/h), en 15 días de pedaleo.Después de todos estos intensos días, hemos guardado nuestras bicis para seguir nuestra historia haciendo turismo de zapatillas. Continuamos enriqueciéndonos de todo lo que nos rodea.Tras casi un mes en China, hemos tenido tiempo para casi todo. Hemos vivido muchas experiencias, pero estoy especialmente satisfecho porque hemos visitado la china de los chinos y no de los turistas. Hemos pasado muchos días sin ver occidentales, hemos comido donde comían los chinos, su misma comida y de la misma forma, hemos dormido donde lo hacían ellos. También hemos disfrutado de una gran variedad de entornos, por todo ello, para mi ha sido un viaje inolvidable.
Espero haberos hecho conocer un poquito más de esta forma de viajar y este país. Me gustaría que participarais mandando comentarios o cualquier consulta que tengáis…


Duración:


Material: